Un nuevo femicidio conmociona al país

La víctima fue identificada como Úrsula Bahillo, quien fue encontrada la noche del lunes muerta a puñaladas en una zona rural donde había sido citada por su expareja, Matías Ezequiel Martínez.


Una joven de 18 años fue asesinada de al menos 10 puñaladas en la ciudad bonaerense de Rojas y por el femicidio quedó detenido e internado su exnovio, un policía que se autolesionó tras el ataque, lo que generó una pueblada frente a la comisaría local donde hubo destrozos y disparos de bala de goma, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada como Úrsula Bahillo (18), quien anoche, cerca de las 20.30 fue encontrada muerta entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de dicha ciudad del noroeste de la provincia de Buenos Aires. Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que por el femicidio fue detenido su exnovio, Matías Ezequiel Martínez (25), un oficial de policía bonaerense que estaba con carpeta psiquiátrica desde septiembre pasado y que se autolesionó luego del hecho.

Los investigadores trataban de establecer si el acusado citó allí a Úrsula, quien era hija de un conocido comerciante de Rojas donde residía, o bien pactaron un encuentro para solucionar cuestiones relativas a su vieja relación y a las denuncias que la víctima había radicado contra él por violencia de género. El femicidio fue descubierto tras un alerta al 911 de un tío del propio imputado que refirió que creía que su sobrino había matado a una joven porque éste le confesó en un llamado que “se había mandado una cagada”.

Al llegar al lugar, la Policía encontró a la chica asesinada y al agresor malherido adentro de su auto, un Peugeot 307. El sospechoso intentó escapar a pie por los pastizales, pero de inmediato fue reducido y apresado con sangre de la víctima y la propia en su ropa. Dentro del auto, los investigadores hallaron una cuchilla de carnicero con mango blanco y manchas hemáticas, que se cree fue el arma homicida y quedó secuestrada para peritajes.

Según las fuentes, todo indica que tras una fuerte discusión, Martínez asesinó a Bahillo a puñaladas y con la misma arma blanca se autoprovocó una serie de lesiones en un intento de suicidio o para fingir un ataque. El policía, que se desempeña en un Destacamento de San Nicolás, quedó a disposición de la justicia como acusado de “homicidio calificado por violencia de género” (femicidio), delito que prevé prisión perpetua. Los voceros consultados indicaron que, a su vez, Martínez fue notificado ayer a la mañana sobre una violación de la perimetral y de una denuncia de la misma Bahillo y su madre en la Comisaría de la Mujer.

Fuente: Télam

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!