Se presentará un amparo contra el “cementerio” de Cerrillos

La lluvia de ayer comenzó a pronunciar su veredicto en el predio que la Municipalidad de Cerrillos está usando para enterrar a muertos por coronavirus. El terreno se anegó con apenas 10 minutos de precipitación y fueron testigos de eso una vez más los únicos dos concejales que estaban en el lugar conversando con la gente de Villa Evita, indigentes vecinos del improvisado camposanto, cuya instalación está bajo la lupa de la Justicia por posible comisión de delito contra el ambiente y la salud pública. Y no es para menos. El futuro de todo un pueblo de 46 mil habitantes, y en franco crecimiento, está en juego mientras sus gobernantes y legisladores evidencian no estar a la altura de las circunstancias.

La improvisación dantesca camina de la mano de la mentira. Se dice y se repite que es una ampliación del antiguo y colapsado cementerio cerrillano. Sin embargo, este enterratorio de pandemia no está a continuación sino justo en el lado opuesto del viejo cementerio, casi adentro de las casas de Villa Evita y San José. Ahí, donde están inhumando difuntos, debería estar el parque deportivo que les habían prometido hasta con proyectos de ordenanza a los vecinos de esta amplia área de Cerrillos que no cuentan con ningún lugar de esparcimiento. Por el contrario, como una burlona paradoja, se dispusieron a hacerlos vecinos de todos los muertos de esta estigmatizante pandemia.

¿Por qué estigmatizante? Mucho se vio de los desprecios a contagiados del virus. Pero en el mismísimo Concejo Deliberante de Cerrillos, el médico y edil Justino Ustarez fue víctima de estos ignorantes atropellos. “No querían que esté en el Concejo, decían que yo era una amenaza para contagiarlos de COVID porque soy médico y atiendo pacientes. Pero resulta que para esos mismos ediles el cementerio para muertos por COVID no es una amenaza para dos barrios completos”, reflexionó Ustarez, quien estuvo ayer con su par, el concejal Pedro Torres, recorriendo los barrios linderos al cementerio.

Solo dos concejales (de nueve) ocupados en los intereses de quienes los votaron. El resto, ocupados en defender la postura necia del Ejecutivo municipal, poder del que deberían mostrarse independientes.

“Yo como profesional médico y como concejal no puedo mirar para otro lado, eso no me lo perdonaría. Estuve hablando mucho con vecinos de Villa Evita donde hay muchos niños y es gente carente de recursos. Ellos no quieren el cementerio ahí, están tristes y preocupados porque ese lugar siempre se inunda”, dijo Ustarez.

Agregó: “Me conmueve mucho la situación de los pobres que antes jugaban a la pelota en ese lugar porque no tienen ni una placita. La gente de ahí necesita contención social. Cerrillos necesita otro cementerio pero no ahí”. “Vamos a presentar un recurso de amparo colectivo ante la Justicia para impedir que continúen las obras de ese cementerio y que se arruine del todo la calidad de vida de las familias que viven ahí”, señaló el edil.

Fuente: El Tribuno Salta

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!