Preocupa el precio del GNC en Salta

Tras el lanzamiento del plan Gas.Ar, piden un esquema regulatorio y un valor de referencia.Aseguran que esto podría generar una suba en el precio que significaría caída de ventas.

La administración de Alberto Fernández puso en marcha del plan Gas.Ar para incentivar la inversión y la producción de gas para satisfacer la demanda interna con recursos nacionales. Esta medida busca tener tarifas razonables con un esquema acorde a las posibilidades de los hogares, la competitividad de las empresas y las condiciones de inversión.

Sin embargo, desde la Cámara de Estaciones de Servicio, Expendedores de Combustible y Afines de Salta (Ceseca) advierten que esta situación deja al precio del gas sujeto a oferta y demanda, sin un precio de referencia o sendero que le dé previsibilidad.

“La verdad que estamos preocupados por la incertidumbre que ha generado este decreto que en principio tiene una muy buena intención que es la de aumentar la producción nacional, que eso significa dejar de importar o comenzar a exportar. Los beneficios que tiene el decreto los comparto, pero nos preocupa porque parece que se han olvidado del gas que se utiliza para GNC porque el decreto establece que el 30% se va a destinar a la industria y el 70% al consumo domiciliario”, dijo Manuel Pérez, presidente de Ceseca. Desde el sector advierten que con este escenario donde la oferta de gas está en disminución y la demanda en aumento, podría generar una fuerte suba del metro cúbico de GNC lo que significaría una caída de ventas y complicaría al sector de las estaciones de servicio.

“El decreto no dice nada del GNC y el gas que utilizamos tiene una marco regulatorio bien definido que está organizado por el Estado nacional a través de la empresa estatal Energía Argentina (ex-Enarsa). Hasta hoy tenemos un cuadro tarifario que determina cuál es el valor que las comercializadoras o las productoras tienen que entregarnos el gas al precio de boca de pozo. Además tenemos el inconveniente que en las provincias del NOA estamos consumiendo gas importado de Bolivia que es más caro que el que se produce en Vaca Muerta”, expresó.

Aumento de precio

El titular de Ceseca destaca que la falta de regulación prácticamente los está poniendo en un mercado libre para que los estacioneros salgan a comprar el gas que utilizan para producir GNC, donde las estaciones de servicio deberán negociar el precio del gas con los productores o con una comercializadora, empresas mucho más poderosas que una pyme.

“Entendemos que no somos un elemento de peso como para que cada estación de servicio salga a comprar a las comercializadoras, las productoras o las petroleras. Nos colocaría en una situación de debilidad sin la protección del Estado que hoy tiene el cuadro tarifario vigente. Entonces, esa incertidumbre que se genera y que posiblemente produzca un aumento en el precio del GNC”, destacó.

Manuel Pérez remarca que si se produce ese aumento será “un inconveniente” porque el GNC es un combustible de uso popular. Si se rompe el equilibrio que existe entre el precio del GNC y el combustible líquido eso puede desalentar las conversiones, desalentar el consumo del GNC y además perjudicar al sector que lo utiliza, que entendemos que es un sector popular.

Precio de referencia

En un comunicado publicado ayer, la Cámara afirma que el Plan Gas pone a las estaciones de servicio a la misma altura de las grandes industrias para pelear el precio del gas, sin tener en cuenta que las estaciones no utilizan el gas como consumo para producciones, sino como materia prima para su compresión y venta.

“Ya planteamos este problema. Tuvimos una reunión con gente de la Secretaría de Energía de la Nación, el Enarsa y concretamente pedimos un precio de referencia o un cuadro tarifario para no largarnos a la selva a matarnos entre nosotros, porque no estamos en condiciones iguales para ir a negociar el precio de un producto que en invierno es escaso y en verano sobra”, remarcó Manuel Pérez.

El presidente de Ceseca expresó que si bien la propuesta del Gobierno nacional es determinar una tarifa plana asegura que hay muchas cosas que se deben reglamentar. Incluso, las estaciones de servicios tienen contratos que son anuales con las comercializadoras y las petroleras y en este momento no saben si este nuevo esquema va a regir a partir del primero de enero que empieza a correr el decreto o si se van a respetar los contratos que tienen firmados hasta el 31 de marzo.

“Entendemos que es muy buena la decisión del Gobierno de aumentar la producción de gas, pero también tenemos en claro que el sector del GNC necesita el paraguas protector de una regulación nacional que no nos deje en condiciones de ir a pelear en el mercado el precio de un producto que tiene un alto impacto popular”, declaró Pérez.

El sector concretamente está pidiendo un precio de referencia o un cuadro tarifario como el que tenían hasta ahora, que les dé un margen de previsibilidad de cómo va a funcionar el mercado en momentos tan distintos como puede ser el invierno o el verano. Además, que no represente un impacto aumentando el valor del GNC que coloque al sector en situaciones desventajosas frente al que lo consume, porque existe una relación entre el precio del GNC y el combustible líquido.

“Si esa relación o ese balance se rompe, puede desalentar la conversión de vehículos de GNC cuando entendemos que tiene que ser todo lo contrario, hay que fomentarlo porque es un consumo conveniente, económico, ecológico. Entendemos que debe regularse en ese sentido. El 3 de diciembre nos vamos a reunir para ver que respuestas nos dan”, finalizó.

Fuente: El Tribuno Salta

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!