No hay camas en clínicas privadas para las obras sociales

Sindicatos realizan internaciones en domicilios para no abandonar a los afiliados.

En la actualidad, a todo empleado en blanco se le descuenta un 3% de su salario bruto que es destinado al sistema de obras sociales. Además, los empleadores, dentro del total de las contribuciones patronales, aportan el equivalente al 6% del salario bruto de sus empleados para el mismo destino. Con una particularidad, el ingreso de las obras sociales aumenta automáticamente al subir los sueldos.

Durante estas últimas semanas, se generó una polémica con la atención es las clínicas y sanatorios privados que no querían atender a pacientes con síntomas de la COVID-19, lo que generó una saturación en el sistema público de salud que no estaba preparado para la creciente demanda que se originó por el aumento de los casos de coronavirus.

Es más, esta semana tuvo que intervenir la Justicia salteña, ante la acción de amparo presentada por el Gobierno salteño a través de la Fiscalía de Estado, que ordenó a las clínicas privadas que mientras dure la emergencia sanitaria deberán abstenerse de derivar automáticamente a hospitales públicos las consultas de afiliados a obras sociales con sintomatologías compatibles con COVID-19.

Fuente: El Tribuno Salta

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!