Las peores películas de la década según la crítica

El cine nos ha regalado grandes joyas durante la década, dignas de ser llamadas ‘clásicos del séptimo arte’. Pero no todo puede ser miel sobre hojuelas, ya que existen ciertas películas tan malas, que te hacen lamentar esas dos horas de tu vida perdidas y que jamás recuperarás. A continuación te presentamos las 9 peores películas de la década (2010-2019), de acuerdo a la crítica especializada de Rotten Tomatoes:

#9 Death Note (2017): Una de las más grandes decepciones para algunos (otros ya lo esperaban) es la terrible adaptación del manga Death Note que realizó Netflix, y que anunció como una de sus producciones más ambiciosas. Desde un inicio el casting fue criticado por no incluir actores asiáticos en los papeles protagonistas. Todo fue para peor cuando se estrenó y los fans vieron que no solo habían cambiado el aspecto de sus personajes favoritos, sino también partes importantes de su personalidad. Lo peor, para los productores la idea de un shinigami (un ser de la mitología tradicional japonesa que se encarga de recolectar las almas de los humanos) era demasiado, así que decidieron darle a Ryuk el estatus de demonio. Ni siquiera el sensacional Willem Dafoe pudo salvar la cinta del fracaso.

#8 Fifty Shades of Grey (2015): Basada en la exitosa saga de libros eróticos de E.L.James, la cinta se estrenó en el 2015 con la intención de tener el mismo éxito que la versión impresa, algo que estuvo muy lejos de conseguir. Si bien logró recaudar la nada despreciable cantidad de 189 millones de dólares, la crítica la destrozó, definiéndola (en las opiniones más mesuradas) como una experiencia poco satisfactoria en la pantalla. Aún así, los productores se aventuraron a realizar toda una trilogía, con una calidad cinematográfica igual de lamentable.

#7 Fantastic Four (2015): El estudio 20th Century Fox estrenó el 15 de diciembre del 2015 un nuevo reboot de los Cuatro Fantásticos, con la esperanza de iniciar una trilogía que pudiera competir con Marvel y su Universo Cinematográfico. Sin embargo, todo resultó en un completo desastre. En primer lugar, es la primera vez que las quejas de los fans por el cambio de etnia de un personaje están completamente justificadas, sin ser un asunto meramente subjetivo. En los cómics, Human Torch es el hermano de Sue Storm y en esta cinta es interpretado por Michael B. Jordan, mientras que el papel de la Mujer invisible es Kate Mara, una actriz caucásica. Dejando eso de lado (ya que el parentesco de estos personajes puede justificarse de otras maneras), la historia y los efectos especiales son terribles. Y ni hablar de como maltrataron a Dr.Doom, uno de los villanos más importantes de Marvel. Para empeorar las cosas, el director Josh Trank comentó que el fracaso de su cinta se debió a que en postproducción editaron completamente la idea que tenía para este reboot. Lo que se tenía planeado como una prometedora trilogía se convirtió en uno de los más grandes fracasos para 20th Century Fox, ya que únicamente lograron conseguir en taquillas 49 millones de dólares.

#6 Emoji movie (2017): Por alguna extraña razón, a los directivos de Sony Pictures Animation les pareció una sensacional idea el realizar una película basada en los emojis que usamos en los mensajes de texto. Pues bien, al público le pareció una mala (muy mala) y poco atractiva idea. Es cierto, no se esperaba una gran recaudación, pero únicamente consiguió en taquillas 86 millones de dólares (más que Fantastic Four) y gracias a eso acabó con la idea de una posible secuela. La crítica no fue nada benévola con Emoji movie, ya que la describieron como un desperdicio de dinero, que no provoca risas y que aburre incluso a los niños, su público objetivo.

#5 Hot Pursuit (2015): Al parecer el 2015 fue uno de los peores años de la década para el cine, ya que varias cintas de esta lista se estrenaron en ese tiempo. Hot Pursuit (o Dos locas en fuga, como se conoció en Latinoamérica) tenía una premisa curiosa. Sofía Vergara le dio vida a la esposa de un narcotraficante, quien iba a ser trasladada por su seguridad desde San Antonio a Dallas; mientras que el trabajo de una agente de la policía (Reese Witherspoon) era custodiarla y protegerla de los enemigos de su esposo. Descrita como una comedia sin chiste, Hot Pursuit no supo aprovechar la gran química que había entre Vergara y Witherspoon.

#4 Paul Blart: Mall Cop 2 (2015): No sabemos quién tuvo la genial idea de presentarnos una comedia con Kevin James en shorts, mientras va en un patín eléctrico. Lo peor de todo es que no se conformaron con una, sino dos veces. La secuela tiene el “orgullo” de ser aún peor que la primera parte. Utiliza continuamente un humor fat-shaming (básicamente se basa solo en eso) y la actuación de James es realmente mala. Las bromas son torpes y el guión es malo… un completo desastre.

#3 The Last Airbender (2010): Uno de los éxitos animados más populares de Nickelodeon es la serie Avatar: La leyenda de Aang, en donde seguimos la travesía de un niño con el poder de controlar los 4 elementos y cuya misión es traer el balance al mundo. Los directivos de Paramount Pictures quisieron replicar ese éxito y llevarlo a la gran pantalla con por lo menos una saga. Sin embargo, su fracaso fue estrepitoso. Algo notable es que intercambiaron las etnias de la tribu del agua y de la nación del fuego, lo que resultó en que personajes como Katara pasara de ser morena a caucásica, y el príncipe Zuko fuera presentado con rasgos árabes. Lo que iba a ser la primera cinta de una saga fue criticada desde el casting, ya que para los fans el protagonista carecía de todo el carisma que Aang tenía en la serie, además de que la cinta eliminó ciertos aspectos místicos que enriquecían la historia. Los efectos especiales dejaron mucho qué desear, y a pesar de que lograron recaudar más de 100 millones de dólares en taquilla el proyecto se guardó en la congeladora, hasta que se canceló oficialmente.

#2 Jack and Jill (2011): Es en definitiva, la peor comedia de Adam Sandler (y esas son palabras mayores). El comediante estadounidense interpreta tanto a Jack como a Jill Sadelstein, unos gemelos que no tienen nada en común entre ellos aparte del parecido físico. NI siquiera la aparición de Al Pacino o el cameo de Johnny Deep pudieron salvarla. Su sentido del humor es pesado y Adam Sandler llega a ser bastante molesto, más que gracioso. Gracias a esta cinta el nivel histriónico de Sandler fue subestimado durante mucho tiempo, pero afortunadamente se logró reivindicar con The Meyerowitz Stories.

#1 Max Steel (2016): El 2016 inició con el estreno casi desapercibido de la cinta del popular juguete de Max Steel. Si bien es una película dirigida a niños menores de 13 años, eso no es justificación para entregar un producto con una calidad tan deficiente. La cinta cuenta la historia de Max Mcgrath, un joven de 16 años que trata de encajar en su nueva ciudad, cuando se da cuenta que posee una extraña energía que atrae a un robot llamado Steel, quien se alimenta de ese poder y juntos forman a un superhéroe conocido como Max Steel. Las películas basadas en juguetes o en videojuegos casi nunca salen bien, y esta no es la excepción. De hecho pasó tan desapercibida, que la critica prácticamente no se molestó en reseñarla. Únicamente se preguntaron cómo es que dos grandes actores como Andy García y Maria Bello aceptaron un papel de un proyecto tan pobre, básico y terriblemente mal hecho.

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!