El precio de la carne subió más en la Argentina que en toda América Latina

Su precio de multiplicó por cuatro desde 2017, según un reporte internacional; además, en 2020 la caída del salario se reflejó en un menor poder de compra del kilo de asado, entre otros productos.


El aumento de la carne en el último año se ubicó por encima del resto de los países de la región y la Argentina consolidó el primer puesto en América latina, según un gráfico que elaboró un economista del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), el think tank que reúne a los bancos de todo el mundo.

Se trata de Jonathan Fortun, quien señaló en Twitter que el aumento del precio de la carne en la Argentina “es probablemente uno de los ejemplos más claros del desastroso proceso inflacionario que se está dando en ese país. ¡En comparación con enero de 2017 los productos cárnicos en Argentina son 4,3 veces más caros!”.

La semana pasada, Fortun había advertido que los funcionarios o analistas que crean que “la inflación NO es un fenómeno monetario mejor que revise el comportamiento de la base monetaria M2 en todos los países de Latam. El caso de Argentina es clarísimo, el nivel de emisión para ese país durante el 2020 asusta”. En parte, su diagnóstico fue convalidado ayer por el ministro Martín Guzmán, quien dijo que la emisión monetaria debe tener un límite y que el problema de la inflación es macroeconómico, a diferencia de lo que sostuvo el presidente Alberto Fernández, quien indicó que la suba de los alimentos responde a conductas especulativas que, si no se frenaban, obligaría al Gobierno a aumentar las retenciones.

En particular, se puede observar que el salario mínimo perdió la mitad de su poder de compra, medido en kilos de asado. “El sueldo promedio perdió 30% en un año, y casi 40% si se compara contra agosto de 2019″, señaló el economista Federico González Rouco. El hecho de que “haya caído tanto, y tanto más que el salario real en general, es reflejo de cómo estuvo compuesta la inflación este año: pisada por los componentes regulados y camuflada por la brecha”, indicó.

“Ni hablar de que la cuarentena sirvió para que mucho sectores tuvieran que ajustarse en los precios. En ese contexto, la inflación se escapo por alimentos, especialmente carne y algunos más de los básicos”, detalló. “La caída del 30- 40 por ciento en un año es muchísimo, sobre todo si es carne y en Argentina. Además, si se lo mira con salario mínimo la caída es mayor, porque estuvo congelado hasta diciembre”, aclaró. El kilo de asado aumentó el 93% entre 2019 y 2020. El salario mínimo compra solo la mitad que hace un año, medido en kilos El salario promedio compra 30% menos, solo en un año”, precisó.

Fuente: Infobae

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!