Después de Navidad, aumentan los controles con la pirotecnia

“Más luces, menos ruido” es el estandarte en la campaña que llevan adelante distintas organizaciones y organismos en contra de la pirotecnia sonora, que afecta a muchas personas y mascotas.

Desde la Municipalidad de la Ciudad de Salta calificaron como positivo el balance sobre los controles de venta de pirotecnia para los festejos navideños. Se trabajó en tres pilares importantes: las tareas de concientización, la no flexibilización de la posibilidad de habilitar pequeños espacios para ventas y los controles fuertes en el centro de la ciudad y puntos de alta concentración de gente para evitar la venta ambulante de pirotecnia. Manifestaron que estos factores contribuyeron a la disminución de pacientes quemados por pirotecnia.

El secretario de Protección Ciudadana de la Ciudad de Salta, Nicolás Kripper, expresó que se llevó adelante un acuerdo que tenían con distintos actores interesados en la aplicación efectiva de la ordenanza que regula el uso y comercialización de pirotecnia y que solamente permite dos categorías que tienen bajo impacto sonoro. Son la B11 y la A3.

“Más luces, menos ruido es la campaña que acompañamos. Esta denominación es una buena síntesis de lo que se busca. Con ella se hizo un trabajo de concientización en los lugares de venta y mediante las redes sociales”, manifestó. La campaña se lleva a cabo a nivel nacional y es fomentada por organizaciones no gubernamentales y organismos que buscan mejorar la calidad de vida de las personas con autismo. También es apoyada por proteccionistas de animales.

Se colocaron más de 1.500 afiches en locales y kioscos de distintos puntos de la ciudad y también en sitios donde estuvieron los móviles de castración de animales, de la comuna. “El trabajo con referentes vecinales y vecinos ayudó mucho y muestra que existen ganas de tener una convivencia pacífica en la comunidad” Hubo numerosos controles en locales de venta de pirotecnia. “No hubo ningún tipo de flexibilidad respecto de aquellos que querían habilitar el local. Se hizo una aplicación efectiva de la ordenanza que exige la habilitación permanente”, aseguró Kripper.

Explicó que el Código establece que la venta de pirotecnia es una actividad de alto impacto ambiental y por ese motivo se necesita cumplir con una mayor cantidad de requisitos. No se trata de una habilitación simplificada. De esta forma se ha visto reducido notoriamente la cantidad de locales habilitados. Años anteriores rondaban los 160, ahora no superan 10 las habilitaciones nuevas en la capital salteña.

Contó que hubo reuniones previas con fabricantes y comerciantes mayoristas de pirotecnia en las que se advirtió sobre los controles estrictos que se iban a llevar adelante y que no habría flexibilidades a la hora de las habilitaciones.

Fuente: El Tribuno Salta

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!