De octubre… estos fuegos.

Particularmente, me encanta este mes. Tal vez porque muchos episodios importantes de la historia argentina sucedieron en los octubres de muchos años que ya fueron. No estoy despreciando a los otros meses ni sus fechas. Solo digo que hay cosas que llaman más mí atención y nada más. Podríamos hacer una lista extensa con efemérides interesantes. Sin embargo, la cuestión aquí no es hacer calendario ni agenda ni nada parecido.

Lo que importa es el ahora. Saber que al día de hoy ni si quiera se puede estimar cuál es la cantidad oficial de hectáreas consumidas por el fuego, y que son 14 las provincias afectadas, es para preocuparse mucho. Que digo mucho, muchísimo.

Aún me queda patente ver lo escandalizado que estaban los usuarios argentinos en las redes sociales cuando sucedieron los incendios en el Amazonas. Hoy, ver la indiferencia respecto a lo que acontece en nuestros bosques es llamativo. ¿Será que no les importa? ¿O tal vez, no se han enterado de la noticia? Quizá, sea lo último. Pues, si prestan atención a los medios de comunicación, el tiempo que se le dedica al tema es una burla, una canallada. Sería algo así: “Continúan los incendios en tal lado. El gobierno no hace nada y la oposición menos. Con estas imágenes, lamentables, de los hechos, nos vamos a comerciales.

Y sí, yo también creo que son cómplices. Porque también, como muchas personas, creo que estos fuegos son intencionales, y que detrás de todo este cometido hay olorcito a negocio inmobiliario y agrario. También sospecho que desde los medios están usando los quilombos en la política para que miremos a otro lado.

No sé por qué no puedo creer en las casualidades. ¿Será por tanto desmonte descontrolado en los años de Urtubey, o por los remates y repartijas de tierras en timba durante la Salta de Romero? No lo sé. Tampoco es casual, y nada errado, el eslogan de “Salta, la feudal”. Pues, es estas tierras, cada vez son más los que nacen pobres y mueren pobres. Aquí, la regla donde el peón sostiene económicamente a la iglesia y al poder político sigue vigente. Ni hablar de lo arraigado que esta el “vasallaje” entre los laburantes con los dirigentes sindicales y funcionarios públicos. Y para ser “siempre feudal, nunca infeudal”, no han de faltar los asedios. Por ejemplo, la falta de soluciones habitacionales en el chaco salteño. ¿Será que no se construyen redes de agua potable o de gas natural, como estrategia para que los habitantes de los montes, pueblos originarios y “civilizados”, abandonen sus tierras y así los grandes señores las ocupen para sus agronegocios? Usurpadores Modo On. Pero, dependiendo a quien muestre la pantalla, a ese se le dará el rotulo de “ocupa”. En fin, la hipocresía.

Son días en los que es necesario tomar conciencia de lo que sucede en el ahora, ya mismo. Debemos estar unidos en esta causa -contra los incendios-, y así exigir la pronta intervención en este asunto a la clase política. De lo contrario, no solo terminaran quemando la naturaleza, sino también nuestro futuro, o lo que queda de él.

Por F.J. – Ilustración: Cabra

 

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!