Agarraron con las manos en la masa al comisario salteño acusado de armar de causas

Nuevas pruebas complican al comisario imputado por inventar una causa en Apolinario Saravia.

Un arquitecto del fraude y plantador serial de pruebas. El ex-comisario Walter Mamaní, imputado por inventar una causa contra el joven Luciano Diez en Apolinario Saravia, sumó una nueva prueba en su contra que ya está en manos de la fiscalía de Derechos Humanos a cargo de Verónica Simesen de Bielke. La cámara de seguridad ubicada en el domicilio de la víctima registró el momento en el que dobla la chapa patente del vehículo para simular que Diez había intentado embestir a los oficiales.

Según informó Semanario Cuarto Poder, el hecho quedó registrado a las 4:32 am, cuando Mamaní junto a otros oficiales llegan hasta la casa de Luciano Diez para detenerlo. La excusa, como quedó plasmado en la contradenuncia, era que el muchacho había intentado atropellar a los efectivos y eludir un control policial. Más tarde se revelaría a través de la cámara de seguridad del NIDO de Apolinario Saravia, que el joven nunca incurrió en esa actitud y que los oficiales dispararon al aire al menos cuatro veces para amedrentarlo.

Posterior a su detención, Diez fue golpeado, apremiado y hasta le arrojaron agua fría en cuatro oportunidades. La falsa denuncia quedó asentada por “tentativa de homicidio con arma impropia” (la camioneta).

 

Fuente: Que Pasa Salta

Abrir chat
¡Envianos un mensaje!
Hola! Si estás escuchando la radio y querés compartir con nosotrxs, escribinos un mensaje!